martes, setiembre 25, 2018

Lectura de poemas en "Clandestino bar"



Este sábado 29 de setiembre
lecturas de poemas 

PRIMAVERA NUCLEAR ANDINA

Lugar: Clandestino bar
(Jirón Pachitea 185 Cercado de Lima)

Hora: 8:00pm

INGRESO LIBRE


lunes, setiembre 10, 2018

1ra Feria Escolar del Libro 2018 - PERÚ BIRF- COLLIQUE


1ra FERIA ESCOLAR DEL LIBRO 2018 - PERÚ BIRF

Mesa 1 (10:am)
- Pedro Perales
- Karina Moscoso
- Paolo Astorga
- Efer Soto
Presentación del libro de Cristian Ramírez: "Para los valientes"

Mesa 2 (11am)
- Leoncio Luque
- Bernardo Rafael Álvarez
- Úrsula Alvarado
- Rayde Esperanza Chilca
- Rodolfo Moreno
Presentación del libro de Pedro López Gambini: "El Inca perdido"

Mesa 3 (12:00am)
- Gróver González Gallardo
- Juan Benavente
- Zoila Capristán
- William Gonzales
Homenaje al escritor Cronwell Jara Jiménez

INGRESO LIBRE

miércoles, julio 18, 2018

VIERNES LITERARIOS: "HOMENAJE A MAGDA PORTAL"





VIERNES LITERARIOS. Nro. 1199 -Viernes 20 julio – 7:00 pm

“HOMENAJE A MAGDA PORTAL”

POETAS: 
Miguel Ildefonso – Johnny Barbieri – Armando Arteaga.

LIBRO: DESMEMORIAS DE UN PELAGATOS. 
De Maynor Freyre

BIBLIOTECA MUNICIPAL PÚBLICA DEL MUSEO METROPOLITANO DE LIMA 
- AV. 28 DE JULIO Y GARCILASO DE LA VEGA 
(Costado del Parque de la Exposición) 

- INGRESO LIBRE -



Maynor Freyre

Armando Arteaga

Miguel Ildefonso

Johnny Barbieri


jueves, mayo 24, 2018

POESÍA POR EL LUM



POESÍA POR EL LUM
El Lugar de la Memoria, la Tolerancia y la Inclusión Social – LUM necesita de todo nuestro apoyo hoy más que nunca.
Por esta razón, mañana viernes 25 de mayo a las 7:30 pm, el Lugar de la Memoria nos espera para alzar nuestra voz y emitir nuestro discurso artístico y reflexivo en la sala Mamá Angélica del LUM (Bajada San Martín 151, Miraflores).

Fecha: viernes 25 de mayo 
Hora: De 7:30 a 10 pm


Poetas participantes confirmados:

Armando Arteaga
Christian Bafomec
Johnny Barbieri
Violeta Barrientos
Virginia Benavides
Tatiana Berger
Andrea Cabel
Teresa Cabrera
Luis Fernando Chueca
Paolo de Lima
Domingo de Ramos
Gabriel Espinoza Suárez
Eliana Fry
Victoria Guerrero
José Agustín Haya de la Torre
Alvaro Lasso
Diego Lazarte
Oscar Limache
Gustavo Lobatón
Carlos López Degregori
Leoncio Luque
John Martínez
Vanessa Martínez
Gloria Mendoza Borda
Tulio Mora
Mario Pera
Víctor Ruiz Velasco
Diego Alonso Sánchez
Enrique Sánchez Hernani
Rocío Silva Santisteban
Tania Temoche
Bruno Pollack
Andrés Piñeiro
Giovanna Pollarolo
May Rivas
Roberto Valdivia

INGRESO LIBRE


martes, febrero 20, 2018

POESÍA Y MEMORIA




7pm 📣

--------------------------------------

/// Poesìa y Memoria ///

Lugar: Clandestino Bar
(Jr. Pachitea 185. Centro de Lima)

📣 Proyección - 8:00pm::

:: MELISSA y LA MARCHA DE CANTORAL ::

A cargo de Jauría Colectivo
📣 Conversatorio::

a cargo de Norma Méndez y Cruz Silva.

📣 Lecturas::


- Lauraluz 


📣 Hip Hop::


Farrah
- Holístico

📣 Fotografía

a cargo de Jauría

📣 Música::

📣 Performance::

📣Feria::


📣 Micro Libre:

(Anotarse por inbox)


INGRESO LIBRE

lunes, febrero 12, 2018

Playazo poético


Playazo poético


Poesía


Sergio Gomez
Javier Ramos
Carla Andaluz 
Wilver Moreno
Miguel Ildefonso
Astrid Soldevilla
Pablo Salazar
Oscar Zemarti
Luis Boceli
Johnny Barbieri
Diego Bardales

Música

Rodrigo Castillo

Micro libre

///

Lugar: Av. Las Gaviotas 685, Punta Negra
Referencias: Frente a la playa "El revés". 
Desde el Castillo Melgar, 4 cuadras en dirección al mar 
para llegar a la avenida Las Gaviotas.

Sábado 17 de febrero 2018

Hora: 8-11 p.m. 

Organiza: Pez de Fango


domingo, noviembre 26, 2017

Poemas de Marco Antonio Quijano

Nuestro amigo Marco Antonio Quijano Miranda, acaba de ganar el Premio  Copé de Oro en la XVIII Bienal de Poesía con su poemario “Colección privada o los colores ocultos de la turbación”. Aquí les dejamos algunos poemas suyos.

URNA Y PRIMERA DESPEDIDA PARA TU VOZ

a Marycarmen Salinas

Puedo verte cruzando un salón lleno de ansiedades
solo yo te miro
desde esta perspectiva soy el único que te está mirando
los demás hacen bulla o silencio
dependiendo de su estado salvaje
pero nunca hacen silencio
la camisa blanca apenas cubre mi oscuridad
mi perfil distraído se marcha por intrincadas fábulas de vidrio y
hecho trizas me repongo al saberte
llegas de pronto a mi lado
te sientas junto a mi desorden de ecuaciones
             chaquitacllas
                                                             guerras púnicas
mi semblante era entonces un conjunto vacio
que te esperaba sin saberlo
un manojo de incertidumbres dispuesto a trepar
los misterios mas escarpados del planeta
en esos días de aprendizaje todo parecía demasiado nuevo
otros labios
                                               la hierba
                                                                                          los tragos
la belleza del amanecer se ha instalado
en las corrientes de tu cuerpo y
mi atención no te la puedo quitar de encima
ni tampoco los dedos de esta imaginación perversa
tus ojos me muestran un calor nuevo entre tanto hastío
incinerando las almohadas más lejanas de mi entendimiento y
al levantar la mirada soy tu presa
caigo como otras veces habré caído
tu sonrisa me invita a pasar al fondo de la noche
en ese territorio las tímidas formas de mis días te recorren y
abrazado a tu sombra otra vez caigo a tu pecho
que transcurre en un sueño inacabado
en esa agónica canción no me detengo
mientras tu escuchas barco a venus  yo me entero de los sucesos
de Macondo o del peso atómico del deseo y
si es luna llena o nueva me restriego
en toda la superficie de tu recuerdo
rozando tus palabras
detrás de una puerta que nunca conocimos
no pude llegar a tu cuerpo recién comenzado o
saber la consistencia de tus muslos
pulcramente infames son los primeros tropiezos
en los pasadizos de la adolescencia y
esa oquedad en las sienes se queda como una marca de nacimiento
sigues siendo bella bajo esta garua que me trae tu retrato
nunca nos importo el paso de las estaciones y
por cuestiones de rebeldía habíamos renunciado a la muerte
ahora debes estar clamada
la última vez que nos vimos te reías de todo y
mandabas a la mierda los inconvenientes
Ayer para siempre fue tu cremación








AMARTE ES CRUZAR UN PUENTE EN PROCESO DE RECONSTRUCCIÓN

Tendré que definirte oscilante o traída del pasado
saber donde fluctúas como un sigiloso rito
huyendo del desencanto
discernir entre asombros y elementos químicos
tu tenue configuración ósea o esta nueva forma
de acercarte a la nada fingiendo una apariencia de cero
observar pacientemente
como un insomne monje tibetano
en qué universos se precipitan las estaciones azules de tu rostro
sin angustiarme
por las marcas en la espalda que me ha dejado
esta habitación vacía y tus gritos mas encarnizados
mientras mi mente en blanco se cuela
por las alcantarillas de esta realidad empírica
por las aguas negras de lo que a simple vista
parece cierto y al otro lado de la puerta es solo
un muro lleno de angustias y avisos publicitarios
que no me dejan ser libre o al menos
ser esa criatura que hace el amor en los lugares públicos
mas transitados por el insomnio
de las señoras/señores agitando sus brazos agitando sus ¡oh!
fotografiando todo a su paso          emputecido selfie
y esas marcas sin desaparecer detrás de las sirenas azules
detrás de las sirenas rojas he perdido mi privacidad
me marcho a otro hemisferio atravesando mundos cuesta arriba
salidas de emergencia             puentes desplomados
USAR  VIAS  ALTERNAS
 a pesar del intenso tráfico y la poca consistencia
de mi equipaje recorro atestados centros comerciales
para rescatar lo poco que queda de tu recuerdo
en ascensores o escaleras gastadas y
el mobiliario arruinado siempre el mobiliario arruinado
pero el polvo la arena se me cae de los ojos y
no sé quién eres cuando llego tóxico a los paraderos
que me secuestran a diario
bajo el humo reluciente de esta contaminada vida
que me empuja al plástico de cada día
al caos al CO2
y en los escritorios de la burocracia me sellan la mirada
hasta quedarnos empapelados
CLAUSURA TEMPORAL
disperso en folios irreconocibles
en sótanos donde balbucean mi nombre con desconcierto y
quiero saber si alguien ha oído mis gritos
desde la ventana desde las azoteas
este aullido a la luna en pos de una salvación
pero la luna no me aclara el asunto
esta tan rota como el himen de la esperanza y
mi alteración se arrastra por pistas llenas de objeciones y
conductores airados y sudosos como las pegajosas
manos de la culpa y por el espejo retrovisor
no puedo verte no puedo encontrarte
sigues extraviada o yo sigo perdido
cuando freno en seco o me estrello a 120 kph y
con esta mirada post mortem sigo tus coordenadas
que me llevan por otra dirección
por un país desolado donde siempre lo terrible es cierto
en medio de pantallas que no se apagan y
quedo plantado en un panorama estático
como la sonrisa desconcertante del tiburón de Hirst
pero esa no es una sonrisa es más bien un gesto de dolor
lo sabemos quienes hemos soportado esa manera de tocar
la ausencia en los espejos o cuando coleccionamos
fotos antiguas hasta herirnos los ojos y
ahora amarillado sufro este vértigo
que vuelve una y otra vez echándome de mis palabras
a un abismo de ordenadas tumbas en
cómodas cuotas mensuales
la muerte es ahora un asunto de mercado (mayorista)
cuando me aborda mas de una realidad
que vienen a mi encuentro y no puedo esquivarlas
aunque te esté recordando desde las cenizas y
eres tan distinta a lo que no eres
sin tener una apariencia todavía
noche a noche vuelvo a mirar en el fallido reflejo
esa parte que me falta
la insensatez detenida en los bordes de mi sombra
me despista
intento reunir los pedazos de tu imagen
tierno rompecabeza que oscila sin definirte
edificando tu vacio con estos escombros que vienen a
mi puerta y tocan y golpean
y las rajaduras en el alma
abriéndose como una grotesca bienvenida
el suelo con su boca entreabierta queriendo tragarme
EXCAVACIÓN  PROFUNDA
                                  PELIGRO                                          NO PASAR
A estas alturas no sé entender las líneas divergentes
que deja tu rastro en mis deseos
pero estoy perdido en estas corrientes
en estos relaves de un terco sentimiento que te busca
cerca de las fronteras del humo y la desesperación
pero tú eres inexplicable en cada paso que doy
en cada cuadrante en que me pierdo
inconsistente
aun no tienes forma ni definición
como yo no tengo pasado ni futuro
esta tierra este cielo que viene a golpear mi torpe semblante
es el aviso de que solo somos numerables
en calles ilusorias mientras todo va desapareciendo

del libro Siniestro de Tiempo





MARCO ANTONIO QUIJANO MIRANDA  (Lima, 1970)
Estudió Comunicación Audiovisual. En el 2013 publica su primer libro Poemas Fantasma.
Ha participado activamente en Recitales poéticos, ferias de libro y Encuentros de escrito-
res, tanto en Lima como en provincias. En el 2017 su poemario Colección  Privada o los
Colores Ocultos de la Turbación se hizo merecedor del Premio Copé de Oro de la XVIII
Bienal de Poesía, otorgado por Petroperú. Tiene dos poemarios inéditos próximos a
editarse.



sábado, julio 01, 2017

Poemas de Giuliano Milla Segovia




1.      (Sin nombre)
Soy una lágrima solitaria,
que se le acaba la muerte,
no te escondas, yo te rezo
¿Que la vida es un progreso?
¿Quién se tomó mi vaso de cerveza?
Dios ¿A quién le rezas, a quién le rezas?
Mamá muerte, mamá muerte,
Que tus faldas, tan celosas,
Que recogidas debajo del puente,
Se ponen ellas buenas mozas,
Dios,
no sé a dónde que te escondes,
porque Dios es otro hombre,
que le rezo, ¡ay regreso!
Que te escondes, otro hombre,
¡Ay me muero, mamá muerte!
Tablas que rujen.
Rodillas podridas.
Miel sin dulce, casi rota.
Nariz torcida, como coja.
Que me huele los dolores.
Pecho cansado, mar sin agua.
Nadería, naderías.
Tristezas, naderías.




2.      ¿Quién?

¿Quién se llevo mi pecho?
Cadena de hierro que me aplasta,
un hueso roto que son mis dos piernas,
una sandalia huérfana,
una vida descalza,
un niño extraviado,
ningún amigo, excepto amigos,
un callo en mi voz que no me deja hablar.
¿Quién puso la inquisición en mis zapatos?
Cama-turista, espalda de agua,
beber el cerro, beber la barra,
que mala el agua, que mala el agua.



3.  Niño-ayuno
Un huérfano.
Date cuenta,
niño abandonado,
que las mejillas no se yuxtaponen,
que el hombre, es un empresario.
Las construcciones con publicidad en el pecho,
se desmantelan en la resaca de sus beneficios,
niño-ayuno, dieta afectiva,
todo es para uno, por uno y desde uno.
Otro huérfano
El cielo encierra el llanto seco de la ciudad,
veo un lienzo pegado en la luna,
la habitual compañía después de las seis de la tarde,
cuando el arca de Noé es la ciudad y sus calles
y mi cuadrado perfecto es un espacio sin espacio,
un lugar sin lugar,
un traje sin traje.
Más huérfanos.
No mires tanto a la gente, niño abandonado,
sus caras duelen,
sus muecas muerden, sus caprichos cortan,
no mires tanto, que tanto hay por no ver,
mejor húndete en unos lentes rotos,
hazte el ciego, compra dulces, regálalos.
Nosotros, huérfanos.
Somos un yeso para ellos,
una estatua que llora, con lágrimas de cemento,
que la vida se ha detenido, el tiempo ha muerto.
Con un cincel rompen nuestro corazón,
tallan lo que quieren ver de nosotros,
rompen cuando sus manos tiemblan y dudan,
sacian sus lenguas.
Se esconden en las palabras,
te vuelven un ticket roto con el que un náufrago viaja...






4.      (Sin nombre)
Soy un país perdido,

sismos y desastres desconocidos,
balaceras en cada esquina de mi cuerpo-ciudad,
en cada rincón de cada casa que se ha hospedado en mi rostro,
laguna triste que mira las nubes y nubes oscuras que mienten al cielo, alguien las ha dibujado,
y no sé quién,
soy cosmogonía de yeso, frágil,
fácil de diluirse en donde caiga,
lluvia violenta, garúa con miedo,
asentamiento despoblado, y un niño muerto,

nadie
supo
su nombre,
y él,
 nunca quiso tenerlo.






5.      Limón-nada.

Piel de paracaidista,
que besa el aire, el viento, el cielo,
que el suelo pierde de vista,
y vive con pecho de hielo.
Allá en donde no hay nube ni tierra,
en donde se escapa la brisa,
en donde volar es la guerra,
y si esta existe, es de tiza.
Hay pieles dubitativas, del medio,
no están ni aquí, ni allí,
ni en el garabato, ni el tedio,
ni en lo amargo o el ají.
Mi pecho es esa piel dormida,
que despierta sigue en sueño,
y que camina desapercibida,
sin perder de vista el vuelo.
Es una limonada rala,
que ni es amarga, ni es dulce,
que te deja ánimo de bala,
y frente de matiz agridulce.





Giuliano Milla Segovia. 

Nacido en Pueblo Libre, de niño me crucé con los cuentos de Abraham Valdelomar, desde entonces no me he alejado de la lectura, tengo gratos recuerdos de mi infancia con mi mamá siempre leyéndome cuentos de Oscar Wilde, mi niñez en mi antiguo hogar en el Asentamiento Humano Nuevo Perú y mis días en el colegio nacional Andrés Bello formaron en mí una visión de la realidad y el mundo. Al llegar a secundaria y toparme con una realidad social y económica distinta en un colegio diferente como lo es el Agustiniano me desequilibró. Allí conocí al profesor Gonzalo Ontaneda quien siempre inculcó la literatura en nosotros y especialmente la creación poética. Desde entonces no me desapego de la poesía, fue una necesidad urgente, un alivio y una constante confrontación.