sábado, julio 01, 2017

Poemas de Giuliano Milla Segovia




1.      (Sin nombre)
Soy una lágrima solitaria,
que se le acaba la muerte,
no te escondas, yo te rezo
¿Que la vida es un progreso?
¿Quién se tomó mi vaso de cerveza?
Dios ¿A quién le rezas, a quién le rezas?
Mamá muerte, mamá muerte,
Que tus faldas, tan celosas,
Que recogidas debajo del puente,
Se ponen ellas buenas mozas,
Dios,
no sé a dónde que te escondes,
porque Dios es otro hombre,
que le rezo, ¡ay regreso!
Que te escondes, otro hombre,
¡Ay me muero, mamá muerte!
Tablas que rujen.
Rodillas podridas.
Miel sin dulce, casi rota.
Nariz torcida, como coja.
Que me huele los dolores.
Pecho cansado, mar sin agua.
Nadería, naderías.
Tristezas, naderías.




2.      ¿Quién?

¿Quién se llevo mi pecho?
Cadena de hierro que me aplasta,
un hueso roto que son mis dos piernas,
una sandalia huérfana,
una vida descalza,
un niño extraviado,
ningún amigo, excepto amigos,
un callo en mi voz que no me deja hablar.
¿Quién puso la inquisición en mis zapatos?
Cama-turista, espalda de agua,
beber el cerro, beber la barra,
que mala el agua, que mala el agua.



3.  Niño-ayuno
Un huérfano.
Date cuenta,
niño abandonado,
que las mejillas no se yuxtaponen,
que el hombre, es un empresario.
Las construcciones con publicidad en el pecho,
se desmantelan en la resaca de sus beneficios,
niño-ayuno, dieta afectiva,
todo es para uno, por uno y desde uno.
Otro huérfano
El cielo encierra el llanto seco de la ciudad,
veo un lienzo pegado en la luna,
la habitual compañía después de las seis de la tarde,
cuando el arca de Noé es la ciudad y sus calles
y mi cuadrado perfecto es un espacio sin espacio,
un lugar sin lugar,
un traje sin traje.
Más huérfanos.
No mires tanto a la gente, niño abandonado,
sus caras duelen,
sus muecas muerden, sus caprichos cortan,
no mires tanto, que tanto hay por no ver,
mejor húndete en unos lentes rotos,
hazte el ciego, compra dulces, regálalos.
Nosotros, huérfanos.
Somos un yeso para ellos,
una estatua que llora, con lágrimas de cemento,
que la vida se ha detenido, el tiempo ha muerto.
Con un cincel rompen nuestro corazón,
tallan lo que quieren ver de nosotros,
rompen cuando sus manos tiemblan y dudan,
sacian sus lenguas.
Se esconden en las palabras,
te vuelven un ticket roto con el que un náufrago viaja...






4.      (Sin nombre)
Soy un país perdido,

sismos y desastres desconocidos,
balaceras en cada esquina de mi cuerpo-ciudad,
en cada rincón de cada casa que se ha hospedado en mi rostro,
laguna triste que mira las nubes y nubes oscuras que mienten al cielo, alguien las ha dibujado,
y no sé quién,
soy cosmogonía de yeso, frágil,
fácil de diluirse en donde caiga,
lluvia violenta, garúa con miedo,
asentamiento despoblado, y un niño muerto,

nadie
supo
su nombre,
y él,
 nunca quiso tenerlo.






5.      Limón-nada.

Piel de paracaidista,
que besa el aire, el viento, el cielo,
que el suelo pierde de vista,
y vive con pecho de hielo.
Allá en donde no hay nube ni tierra,
en donde se escapa la brisa,
en donde volar es la guerra,
y si esta existe, es de tiza.
Hay pieles dubitativas, del medio,
no están ni aquí, ni allí,
ni en el garabato, ni el tedio,
ni en lo amargo o el ají.
Mi pecho es esa piel dormida,
que despierta sigue en sueño,
y que camina desapercibida,
sin perder de vista el vuelo.
Es una limonada rala,
que ni es amarga, ni es dulce,
que te deja ánimo de bala,
y frente de matiz agridulce.





Giuliano Milla Segovia. 

Nacido en Pueblo Libre, de niño me crucé con los cuentos de Abraham Valdelomar, desde entonces no me he alejado de la lectura, tengo gratos recuerdos de mi infancia con mi mamá siempre leyéndome cuentos de Oscar Wilde, mi niñez en mi antiguo hogar en el Asentamiento Humano Nuevo Perú y mis días en el colegio nacional Andrés Bello formaron en mí una visión de la realidad y el mundo. Al llegar a secundaria y toparme con una realidad social y económica distinta en un colegio diferente como lo es el Agustiniano me desequilibró. Allí conocí al profesor Gonzalo Ontaneda quien siempre inculcó la literatura en nosotros y especialmente la creación poética. Desde entonces no me desapego de la poesía, fue una necesidad urgente, un alivio y una constante confrontación.

sábado, junio 24, 2017

"El Cabaret Verde" de Johnny Barbieri




El libro de cuentos "El Cabaret verde" 
de Johnny Barbieri

se presentará en la Feria de libro de Amazonas
este jueves 29 de junio de 2017 
a partir de las 5:00pm

como presentadores estarán:

Leoncio Luque
Yoshiro Chávez
Jack Flores

El ingreso es totalmente libre

los esperamos

sábado, mayo 13, 2017

Tres poemas de Bandera de herejes

Poemas de Bandera de herejes de Johnny Barbieri

         mundo Nerval
una hoja Nerval caído de un árbol que retorna a ser semilla
un camino que bordea al gran mañana
existe un color Nerval tras la ventana
que se esconde de las miradas
existe un ojo Nerval bizco llorando ruidosamente
existe una mano Nerval asida a un grito de horror que
trepa al muerto hasta alcanzar la cima del adiós
Deifico una farola que alumbra tu cuerpo
cuando tu cuerpo está inhallable en el vacío
cuando tu cuerpo está colgado de un ave que despliega
sus alas incendiadas
cuando tu cuerpo está en el pasado caminando sin rumbo
buscando el hoy
Un canto Nerval enloquecido
un hálito Nerval que sale del interior de la muerte
para volver a morir
cúmulos de Nerval en la habitación dando vueltas con
su esquizofrenia en la mano
secreciones Nerval desparramadas por el suelo
salivas enardecidas lágrimas erróneas
un río de orín por en medio de la sala haciendo
un charco agonizante
La axila sobre la cama en un cosquilleo eterno 
ríes gritas lloras
un caballo Nerval que se va borrando lentamente en
su galopada final
un suicidio Nerval creciendo hasta alcanzar
la perfecta destrucción.


 El la tumba de Gerald de Nerval -Pere Lachaise-París



/ llueve verde. veinte ojos que nos ven
Desnos salvaje. espectro polar que palidece bajo su cría. luz del fondo de la sepultura. flor mayor. verde languidecido que abre sus brazos para volar. veinte ojos entreabiertos llenos de enjambres. Soupault de ojos verdes. piedra garabateada. raíz que crece hasta alcanzar la cima donde ondea la bandera de los herejes.  rama que trepa siempre. luz inconclusa. escarbar verde para ver la luz de la muerte. Pound granizo de relucientes comisuras. hielo verde. bocanada de mariposas verdes que vuelan hasta hacerse polvo. Eluard sin paraguas como un transeúnte en un puente que se mece sobre un río verde caudaloso. aleteo de aves que vuelan bajo la lluvia verde que nos moja a todos.

Tumba de Paul Eluard -París



dos luces
los pluviales días decrecientes se han eternizado
La criada toma mi mano y me lleva a la mesa  
una mañana láctea con pezones perfectamente ovalados
miro por la ventana la progenie que viene detrás
me encierro en mi cuarto   
sólo dos luces me iluminan bajísimo
mañana crecerás me dice mi madre puritana
y esa noche crecí escuchando los gemidos
de mi madre en la habitación contigua
esa noche apagada     esa noche sin sombras
La valquiria de Wagner en mis oídos   
los vidrios que ardían de locura
el inodoro abriendo su boca para recibir los azogues
de mi alma
atrás la horrible judía bella como nunca
promiscua hasta el albor    desnuda sobre la cama
vociferando mi nombre
me mancha tiernamente con su sífilis para que no la olvide
yo no olvido a mis putas     no olvido los trenes que vienen
del otro lado del mundo para pasar sobre mí
sólo dos luces o dos promontorios de leña calcinada
mi habitación insondable
es un  limbo    una brasa de opio     un arder de amor
La mulata alcoholizada sobre mi cama en tinieblas
me abraza    sus cabellos negros rizados duermen sobre
mi pecho   sus senos ardorosos me queman
el éter negro me espera para beber mi muerte que será
mañana sobre el mármol negro
la verga negra elástica ruge sobre su sexo
mi gato tabby ahora es negro tenebroso

sus órbitas ahumadas se apropian de la noche
Mis flores del mal cubren tu desnudez
duermes eternamente conmigo - deidad negra
el mundo incendia nuestro lecho que renace siempre.



En la tumba de Charles Baudelaire -Montparnasse-París






jueves, enero 26, 2017

LECTURA DE POETAS PERUANOS EN MADRID


Lectura de los poetas peruanos

Johnny Barbieri
Teófilo Villacorta
Sylvia Miranda

Jueves 2 de febrero de 2017, 20 h
Entrada libre y gratuita hasta completar aforo


Johnny Barbieri (Lima, Perú, 1966). Ganador del premio Nacional de Educación HORACIO 2003 y el premio de poesía Taiwán 2011. Fundador del grupo poético Noble katerba (1990) y el grupo nihilista La Mano Anarka (1995). Estudió Lengua y Literatura en la Universidad Nacional Federico Villarreal y Sociología en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Ha participado en Encuentros Internacionales de Poesía en Perú, Chile, Cuba, México, Colombia,  Argentina y Bolivia.
Su obra comprende: Branda (1993), El Libro azul (1996), MAKA (1999), Jugando a ser Dios (2000), Carne de mi carne(2002), La Virgen negra (2003), Libro Hindú (2005), Yo es otro (2007), La Edad de oro (2010, cuentos) Corazón de abril (2011), Pampa de perros (2012, novela), Rotos todos los cabos (2013, antología poética)  Bandera de herejes (2015) y El Cabaret verde (2016, cuentos). Hizo una Maestría en Literatura Peruana y Latinoamericana en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

Teofilo Villacorta Cahuide (Aija – Ancash, 1966). Artista polifacético que ha optado por incursionar en terrenos diversos, como la plástica, la poesía y la narrativa. Estudió en la Escuela Nacional Autónoma de Bellas Artes del Perú (Lima) y en la Escuela Superior de Formación Artística de Ancash. Como artista ha expuesto sus obras en diferentes lugares del Perú y del extranjero.
En el 2007 obtiene el Tercer Premio Nacional de Poesía “Escribas Muchik”, el 2009 el Segundo Premio Nacional de Novela Corta “Premio Horacio 2009” y el 2010 el Primer Premio Nacional de Cuento “Horacio 2010”.
Reside en la localidad de Huarmey y se desempeña como profesor de Artes Plásticas.

Sylvia Miranda (Lima, 1966) es poeta, escritora y doctora en Filología por la Universidad Complutense de Madrid. Sus investigaciones versan sobre el imaginario urbano y la poesía de la vanguardia histórica peruana. Escribe artículos de crítica literaria y de artes plásticas en revistas especializadas. Ha traducido Momentos marroquíes de la poeta brasileña Astrid Cabral, versión on-line. Tiene varios poemarios publicados en español y en francés, una novela, un libro de relatos, y ensayos sobre la poesía de E. A. Westphalen y Carlos Oquendo de Amat. Ha recibido el Premio Tomás Luis de Victoria de Poesía (Salamanca, 1994); el Premio Novela Corta del Banco de Reserva del Perú (edición 1996), así como el Premio Extraordinario de Tesis doctoral (UCM, curso 2006/2007). Su más reciente publicación es el poemario Tiempo de sol (Madrid, 2014), donde reúne parte de su obra poética de los últimos años.

  
PUENTE DE IDEAS
entre
España e Hispanoamérica


MUSEO DEL ESCRITOR
GALERÍA DE ARTE
LIBRERÍA ESPECIALIZADA
EDITORIAL

 EXPOSICIONES – CONFERENCIAS – CONCIERTOS  
PRESENTACIONES DE LIBROS – LECTURAS
TALLERES - ENCUENTROS

 C/Galileo, 52
28015 Madrid
España
914298363



INGRESO LIBRE

domingo, enero 22, 2017

POESÍA EN PARÍS


Un recital de poetas peruanos se llevará acabo en París

CAFÉ - AMÉRIQUES: RÉCITAL DE POÉSIE

Johnny Barbieri
Teófilo Villacorta
Pablo Landeo Muñoz

Viernes 10 de febrero
7:00pm a 9:00pm

Association Babel-Amériques- INALCO
65 rue des gran grands moulins, 75013 París

INGRESO LIBRE