jueves, agosto 16, 2012

Los peligros de una literatura nada ligera

"La sumisa solo mantendrá relaciones sexuales con el amo. La sumisa se comportará en todo momento con respeto y humildad. No cumplir cualquiera de las normas anteriores será inmediatamente castigado y el amo determinará la naturaleza del castigo".

 
"La sumisa obedecerá inmediatamente todas las instrucciones del amo. La sumisa aceptará toda actividad sexual que el amo considere oportuna y placentera". Este es uno de los mensajes de Cincuenta Sombras de Grey, una obra de corte sado-masoquista que ha revolucionado el mercado y que ha recibido la ovación de periódicos progresistas como El País o The New York Time
 
  • "La sumisa solo mantendrá relaciones sexuales con el amo. La sumisa se comportará en todo momento con respeto y humildad. No cumplir cualquiera de las normas anteriores será inmediatamente castigado y el amo determinará la naturaleza del castigo". Estas son otras de las frases que contiene la trilogía de E.L. James -cinco millones de dólares en ventas- donde la joven Anastasia se somete a los caprichos concupiscentes del multimillonario Christian Grey.
  • Se trata de "una novela erótica descrita como un Crepúsculo para adultas" que "está haciendo vibrar a las mujeres de todo el mundo", según entiende The New York Times, o "un acontecimiento viral que ha corrido de foro en foro, de club de lectura en club de lectura, creando una hermandad secreta de fans", tal y como señala El País.
  • También, recibe el reconocimiento de periódicos como El Mundo o Daily Mail. En el primero se define el libro como "mi último amante, el que me tiene despierta hasta las mil y permanentemente excitada". El siguiente, como "la exitosa combinación de historia romántica y juego erótico de alto voltaje que ha tocado la fibra de muchas mujeres".
  • Pero, ¿hay algo más detrás de ese pasatiempo literario del verano?
  • Sí a juicio de la Iglesia Católica, que, a través de diferentes sacerdotes de Estados Unidos, ha advertido a los fieles del peligro que encierra una obra que contempla la promoción de la violencia y un relativismo donde "todo vale". No pocos prelados han recordado a las autoridades civiles de EE.UU. el deber de prevenir la producción y la distribución de material pornográfico.
  • Drew Pinsky, reputado presentador de televisión y experto en relaciones sentimentales, apunta que el contenido del libro es de tal obscenidad que ha sido bautizada por los críticos seculares como la "pornografía para mamás".

  • Fuente: La Gaceta

    1 comentario:

    Aránzazu Cruz dijo...

    Me gustaría conocer tu crítica. Gracias.